Letras doradas para una calle hermosa de Santiago de Cuba

Body: 

Publicado: 11 de noviembre de 2016 | Por: Miguel Gaínza Chacón | Fotos: Autor

A su proverbial belleza, motivo de inspiración de poetas y cantores, la populosa calle Enramadas, en Santiago de Cuba, suma desde hace pocas semanas nuevos atributos que comienzan a admirar los santiagueros y visitantes: fragmentos de poemas y canciones en letras doradas fijadas en sitios puntuales de esta vía tan concurrida.

Son textos alegóricos a Santiago de Cuba, dentro del proyecto de visualización de esa calle tan popular, realizados por un equipo integrado por los destacados artistas de la plástica Adolfo Escalona y Marta Mosquera y el grupo de diseño de la Gráfica Ambiental de Enramadas.

La idea de poner los textos fue de Adolfo Escalona y el diseño corrió a cargo de Mosquera, y el grupo realiza la preparación de los lugares y el montaje de las letras.

El proyecto en su conjunto es regido por un equipo de arquitectas de la Oficina del Conservador de la Ciudad, que es el que da el aval final a la puesta en marcha de los trabajos.

Marta Mosquera, presente en el montaje del cuarto texto, explicó que son en total cuatro fragmentos en la calle Enramadas.

El primero se ubica en la entrada de Enramadas por la Plaza de Marte, y es un segmento de la canción de Pedro Gómez “Calle Enramadas”, popularizada por el conjunto Son 14; en la otra entrada de la vía, por la Alameda o Paseo Marítimo, está el fragmento de ese texto emblemático de Navarro Luna “… es Santiago de Cuba, no os asombréis de nada”.

Al respecto señaló Mosquera, Premio Nacional de Diseño:

“Creemos que esos dos textos en las dos entradas son los emblemáticos: uno de la ciudad y otro de la calle.”

Explicó que los otros dos textos están a mediación de la vía, uno en Enramadas y Padre Pico, en una pared de la Fabada de Marieta: “Cuando llegue la luna llena iré a Santiago de Cuba”, de Federico García Lorca; y en la pared de El Quitrín, entre Reloj y Calvario, con parte del poema de Waldo Leyva “Para una definición de la ciudad”.

Dice Mosquera, que en el caso del texto de Navarro Luna las letras están en bajas y altas, para entonces hacer énfasis en el ES, en el NO, y en el NADA.

“Eso sí, en todos los casos hemos trabajado con el ritmo del poema, dándole una significación especial a las palabras Santiago, héroe…”

Escalona y Mosquera informaron que además de los fragmentos ellos hicieron el proyecto de la señalética de las calles transversales, con el nombre actual y el nombre antiguo, algo bien útil si se tiene en cuenta que infinidad de pobladores aún identifican las vías en Santiago de Cuba por sus denominaciones anteriores.

En la populosa calle Enramadas hay seis equipos de artistas que laboran desde hace meses en varios espacios y tramos, con proyectos novedosos encaminados a embellecer aún más la vía.

“La parte nuestra es la del diseño gráfico, los lumínicos, estos fragmentos de textos, la señalética, y unos paneles que estamos preparando para en diferentes áreas donde no hay puertas ni ventanas, ubicar una exposición sobre Enramadas antes y después”, dijeron.

En relación con los segmentos de poemas y canciones, Adolfo Escalona detalló que han utilizado una misma “familia” de letras: Tahoma, trabajada en diferentes formatos de acuerdo con el fragmento y el espacio.

Las letras fueron fundidas en los talleres de “Caguayo” y en verdad ofrecen una visualidad exquisita a la vía y más aumentará su connotación en la belleza de la calle Enramadas cuando el proyecto se complete con una iluminación especial que resaltará aún más los textos y el color dorado de los caracteres.