¿Cómo llegar al sitio que busco?

Body: 

Publicado: 12 de junio de 2017 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Fotos: Autor

Cada día las personas que transitan por el Corredor Patrimonial Las Enramadas llegan más rápido a su destino. En parte ello sucede gracias al mobiliario urbano colocado tras las últimas acciones de restauración implementadas en la antigua calle de Santiago de Cuba, a partir del año 2015.

A raíz de la transformación que experimentó la arteria más comercial de esta ciudad en el ámbito del aniversario 500 de la otrora villa desde hace dos años el Corredor tiene función expresamente peatonal.

De ahí que las diversas pancartas informativas y señaléticas, ubicadas a lo largo de sus 14 cuadras desempeñen un rol decisivo en el concepto de civilización que aspiramos; aunque en una urbe como la santiaguera, donde todavía se respira aires de solidaridad, al visitante solo le basta con preguntarle a la persona más cercana cómo llegar de forma expedita a su destino.   

En un contexto en el que las visitas de nacionales y extranjeros a la Ciudad Héroe (incluso de autoridades de otras provincias del país para tomar experiencias) están en alza en lo que va de 2017, este tipo de información complementaria en la vía reviste mayor importancia.

La trasformación de la calle Enramadas en Corredor Patrimonial es catalogada por especialistas de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), entre ellos la MSc.Arq. Nancy Giraudy, como una de las obras más ambiciosas que ha materializado en los 20 años de labor dicha entidad, sin olvidar el apoyo brindado por otras instituciones cubanas para conseguir tal empeño.

Dicha metamorfosis se tradujo, entre otras labores de significativa complejidad, en la sustitución del pavimento de asfalto por pavimento impreso a lo largo del kilómetro y medio de la vía, que une a dos importantes zonas de la ciudad: Plaza de Marte y la avenida Jesús Menéndez, dando paso al malecón santiaguero, espacio de gran aceptación para nativos y visitantes.

El amplio programa de proyectos ejecutados en el contexto de los Cinco Siglos de la fundación de Santiago de Cuba, incluyó también la implementación de varios objetos de obras en el Paseo Marítimo Alameda ─con la realización del referido malecón y más de 5 parques para diversos grupos etarios y especificidades─, la restauración de La Santa Basílica Iglesia Catedral y la implementación de la Avenida Patria.