Patrimonio Mundial seduce a visitantes en Santiago de Cuba

Body: 

Publicado: 4 de septiembre de 2017 | Por: Martha Cabrales Arias | Fotos: René Silveira Toledo.

La fortaleza de San Pedro de la Roca del Morro, Patrimonio de la Humanidad, ejerce su magnetismo hacia cientos de visitantes nacionales y foráneos que lo incluyen en sus rutas de asombros y descubrimientos.

Particular afluencia de público reciben esas añejas estructuras en la temporada de verano que ya se despide y continuó llamando la atención la ceremonia Con la puesta de sol, mediante la cual, al caer la tarde, un ritual patriótico rinde homenaje a los caídos en las luchas independentistas del siglo XIX.

El imponente castillo, que ostenta tan alta condición otorgada por la Unesco desde 1997, abre prácticamente la entrada a la bahía de la ciudad en un paisaje de hermosa visualidad en el que el mar Caribe se entrelaza con las montañas de la Sierra Maestra.

Considerado como notable ejemplo de la escuela de la arquitectura militar hispanoamericana, el inmueble recibe los cuidados de la Oficina del Conservador de la Ciudad, cuyos especialistas se encargan de aplicar sistemáticamente rutinas de mantenimiento y de preservar especialmente sus maderas.

En las inmediaciones del sitio patrimonial, un faro que ayuda a la navegación por esa zona, quioscos para la venta de artesanías y un restaurante de comida criolla complementan la estancia, con el atractivo adicional de mostrar, en ese último establecimiento, la huella dejada por el músico británico Paul McCartney, integrante de los legendarios The Beatles.

El paisaje arqueológico de los antiguos cafetales franceses en el Sur-oriente cubano y la Tumba Francesa La Caridad de Oriente llenan también de orgullo a los santiagueros por estar declarados igualmente como Patrimonio Mundial.