Mangos de Baraguá

“El que sea cubano y tenga valor, que me siga”

Publicado: 7 de diciembre de 2017 | Por: Ernesto Limia | Fotos:  René Silveira y Archivo OCC

Hacia el otoño de 1896, se habían agudizado las contradicciones entre el gobierno de la República en Armas y el general en jefe del Ejército Mambí, Máximo Gómez. La petulancia de Rafael M. Portuondo Tamayo, secretario interino de la Guerra, llevó el conflicto hasta un punto de no retorno y Gómez convocó a Maceo para encontrarse en Las Villas. Llevaba una determinación: renunciar. Leer más...